FacebookTwitter

Julieta Paris - Psicóloga y Antropóloga -Zaragoza - Gerona

el rincón

Lugar para la reflexión, por medio de palabras ajenas y recomendaciones literarias

Martes, 23 de Septiembre 2014
Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y la poesía
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase sin que la vivas.

 

Walt Whitman

Domingo, 01 de Junio 2014
CUENTO...

Un día el mono, representante electo por todos los animales, les convocó a una reunión muy importante para discutir sobre un importante asunto: 

- Todos sabemos que el León es el rey de los animales, pero en este momento tenemos un problema en la selva. Aquí viven tres leones, y los tres son muy fuertes. ¿A cual de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos debería ser nuestro rey? 

Los tres leones se enteraron de esta reunión y comentaron entre si: 

- "Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. No queremos luchar entre nosotros porque somos muy amigos, pero también tendríamos que saber quien de los tres va a ser el rey. ¿Cómo saberlo?"

Por segunda vez los animales se reunieron, y después de mucho deliberar, tomaron una decisión que comunicaron a los tres leones. 

- Hemos encontrado una sencilla solución al dilema: Tendréis que pasar una prueba que consiste en escalar la Montaña Dificil: El que primero lo consiga, será proclamado Rey de esta Selva"

La Montaña Dificil era la más alta de toda la selva, y no se recordaba ningún animal que hubiera sido capaz de coronar su cima. Pero el desafío fue aceptado por los leones y todos los animales se reunieron para asistir a una gran escalada. 

El primer león intentó escapar y no pudo llegar. El segundo comenzó con todas sus fuerzas pero también fue derrotado. El tercer león comenzó animoso, pero antes de coronarla las fuerzas le flaquearon y tampoco lo logró.

Los animales estaban confundidos y pesarosos: si los tres habían sido derrotados ¿cómo eligirían a un Rey? En ese momento, un águila, grande en edad y sabiduría, pidió la palabra: 

- "Yo sé quien es el Rey".

- "¿Cómo puedes saberlo?", preguntaron el resto de los animales asombrados - "¡Ninguno de los tres llegó arriba!"

- "Es simple" - dijo el águila. "Yo estaba volando muy cerca de ellos y cuando volvían derrotados de su escalada de la Montaña Dificil, escuché lo que cada uno dijo a la montaña".

- El primer león dijo: - "Montaña, me has vencido!!".

- El segundo león dijo - "Montaña, me has vencido!!".

El tercer león dijo: "Montaña, me has vencido... por ahora! PEro ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo".

La diferencia, sentenció el águila, es que el tercer león tuvo actitud de vencedor cuando sintió la derrota del momento; no desistió y quien piensa así, que él es mas grande que su problema, es el Rey mismo. Por lo tanto, ¡ el tercer león está preparado para ser el Rey de esta Selva". 

Los animales aplaudieron la sabiduría del águila, y al día siguiente, coronaron a su nuevo Rey en medio de una gran fiesta. 

Miercoles, 28 de Mayo 2014
Aprendí... de Maya Angelou

Aprendí que no importa lo que pase, o que tan malo pueda parecer el día de hoy, la vida continúa y mañana será mejor.

Aprendí que puede decirse mucho sobre una persona a partir de la manera en que maneja tres situaciones simples: un día lluvioso, la pérdida de su equipaje y el enriedo de las luces navideñas.

Aprendí que, sín importar la relación que tengas con tus padres, los extrañarás enormemente cuando ya no estén en con vida.

Aprendí que algo de qué vivir, no es lo mismo que vivir.

Aprendí que, a veces, la vida te da segundas oportunidades.

Aprendí que no hay que ir por la vida con guantes en ambas manos; tenés que saber tirar algunas cosas.

Aprendí que cuando decido algo con el corazón abierto, casi siempre tomo la decisión correcta.

Aprendí que incluso cuando siento molestias, yo no tengo que ser una.

Aprendí que todos los días hay que acercarse y tocar a alguien. Todos amamos un abrazo cálido o simplemente, una palmada amistosa en la espalda.

Aprendí que a esta altura de mi vida, todavía tengo mucho por aprender.

Aprendí que las personas podrán olvidar lo que dijiste, podrán olvidar lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir".

Y aún así... Yo me levanto

Miercoles, 14 de Mayo 2014
Tus Sueños

Un día, un niño le preguntó al maestro: 

- "¿De qué tamaño es el universo?"

El maestro, mientras le acariciaba la cabeza, miró hacia el infinito y le dijo: 

- "El Universo tiene el tamaño de tu mundo".

El niño se quedó pensando y después, confundido, indagó: 

- "¿De que tamaño es mi mundo?"

Y el sabio maestro respondió: 

- "Tu mundo tiene el tamaño de tus sueños". 

 

Martes, 13 de Mayo 2014
El Eco

Un padre y su hijo estaban caminando por las montañas.

De repente, el hijo se hizo daño y gritó: " Aaaaaaaaahhhhhhh"

Sorprendido, oyó como la voz se repetia en algun lugar de la montaña: "Aaaaaaaaaahhhhhh"

Con curiosidad gritó: "¿Quien eres?"

Y la voz le respondió: "¿Quien eres?"

Se enfadó con la respuesta y gritó: "¡Cobarde!"

Y la voz respondió: "Cobarde!"

Miró a su padre y preguntó: "¿Qué está pasando?"

El padre sonrió y le dijo: "Hijo mío, presta atención..."

Y gritó a la montaña: "¡Te admiro!"

Y la voz respondió: "¡Te admiro!"

Otra vez gritó el hombre: "¡Eres un campeón"!

La voz respondió: "¡Eres un campeón"!

El chico se sorprendió, pero no entendió. 

Asi es que su padre le explicó: "La gente lo llama Eco, pero la verdad es que es la vida". 

Martes, 13 de Mayo 2014
Sobre la Compasión

El rabino preguntó a sus discípulos: 

- "¿Cómo se puede precisar la hora del amanecer, cuándo termina la noche y comienza el día?"

Uno de los discípulos sugirió: 

- "¿Cuando se puede distinguir entre un perro y una oveja?"

- "No." - respondió el rabino. 

- "¿Es cuando se puede distinguir entre una higuera y una viña?"- preguntó otro.

- "No."- dijo el rabino. 

- "Por favor, entonces dinos la respuesta.." - pidieron los discípulos. 

- "Pues es - contestó el sabio maestro- cuando se mira el rostro de otro ser humano y hay luz bastante para reconocer a un hermano o una hermana. Hasta entonces es de noche, y la oscuridad nos acompaña". 

 

Miercoles, 07 de Mayo 2014
Sé como tu eres. Fritz Pearls

Sé como tu eres 
y mira quien eres y como eres
deja ir por un momento o dos, lo que debieras hacer 
y descubre que es lo que haces

Arriesga un poquito si puedes
siente tus propias emociones
di tus propias palabras
piensa tus propios pensamientos

Sé tu propio Ser
descubre
permite que el plan que hay para ti 
crezca desde dentro de ti

Fritz Pearls

images.jpeg Martes, 01 de Abril 2014
Un Cuento...

Mientras el maestro estaba dando clase a sus alumnos, la tinta de su bolígrafo se derramó en la hoja de papel blanco en la que estaba escribiendo. Sonriendo, levantó la hoja, se la enseñó a los alumnos y preguntó: 

- "Qué véis?"

Y todos a la vez respondieron: 

- "¡Una mancha negra!"

El maestro respondió: 

- "Todos os habéis fijado en la mancha negra, ¡pero nadie ha visto el resto de hoja blanca, que es mucho más extenso" .

 

1 Imágenes
kyudo-competition.jpg Martes, 01 de Abril 2014
Sobre el Tiro con Arco

En el tiro con arco, apenas reflexionamos, deliberamos o conceptualizamos; si se hace, se pierde la inconsciencia original y el pensamiento interfiere... 

La flecha ha sido disparada pero no vuela directa hacia el blanco, tampoco el blanco se queda en su sitio. El cálculo, que es en verdad un cálculo equivocado, ha intervenido...

El hombre es un animal pensante, pero sus grandes obras han sido realizadas cuando no estaba calculando ni pensando. Hay que recuperar una cierta inocencia infantil para lo lograr un blanco excelente. 

Daisetsu Teitaro Suzuki, maestro zen. 

1 Imágenes
Miercoles, 22 de Enero 2014
Un Cuento...

Cuentan que un hombre sufría con gran frecuencia ataques de ira y cólera, así que decidió un día abordar esta situación. Para ello se fue al encuentro de un viejo sabio con fama de conocer la naturaleza humana. Cuando llegó a su presencia, habló de este modo:

- “Señor, quiero solicitar su ayuda, ya que tengo fuertes arranques de ira que están haciendo mi vida muy desgraciada. Yo sé que soy así, pero también sé que puedo cambiar si usted me aconseja”.

- “Lo que me cuentas es muy interesante -dijo el anciano-. De todas maneras, para poder tratar bien tu problema es necesario que me muestres tu ira y así pueda saber de qué naturaleza es”.

- “Pero ahora no tengo ira, señor”, argumentó el hombre.

- “Bien, contestó el anciano, lo que tienes que hacer entonces es, la próxima vez que la ira te invada, venir lo más deprisa posible a enseñármela”.

El hombre se mostró de acuerdo y regresó a su casa. Pocos días después se encontró de nuevo con otro ataque de cólera y marchó rápidamente a ver al anciano. Sin embargo, el viejo vivía en lo más alto de una colina muy alejada. Cuando por fin alcanzó la cima, se presentó al sabio.

- “Señor, estoy aquí de nuevo como me dijiste”.

- “Estupendo: muéstrame tu ira...”

Pero al pobre hombre se le había pasado la ira durante la subida.

- “Es posible que no hayas venido lo suficientemente rápido. La próxima vez corre mucho más deprisa y así llegarás todavía con ira”.

Pasados unos días, al hombre le asaltó otro fuerte ataque de cólera y recordando la recomendación del sabio comenzó a correr cuesta arriba todo lo rápido que pudo. Cuando media hora después llegó agotado a la casa del viejo, éste le reprendió severamente.

- “Esto no puede continuar así ¡otra vez llegas sin ira! Creo que debes esforzarte aún más y tratar de subir la cuesta mucho más de prisa. De otro modo no voy a poder ayudarte”.

El hombre marchó entristecido, jurándose a sí mismo que la próxima ocasión correría con todas sus fuerzas para llegar a tiempo a demostrar su ira. Una y otra vez subía la cuesta y a cada ocasión llegaba más y más fatigado y desde luego sin asomo de ira. Un día llegó especialmente extenuado. El maestro, por fin, le dijo:

- “Creo que me has engañado. Si la ira formara parte di ti, podrías enseñármela. Has subido a mi casa veinte veces y nunca has sido capaz de mostrarla. Esa ira no te pertenece. No es tuya. Te atrapa en cualquier lugar y por cualquier motivo y luego te abandona. Por tanto, la solución es fácil: la próxima vez que quiera llegar a ti, no la cojas”.

 

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   >>


Girona:
Plaza Independencia 14, Principal 1ª. 17001 - Girona 607 84 75 26
Barcelona:
Av. Portal de l'Àngel, 40, 3º 8ª
08002 Barcelona

consulta@julietaparis.es